Momentos de Cariño...y Reflexión

Aquí estoy disfrutando un momento de cariño con mi estimado Lopon, los dos con bigote ancho y pecho peludo.

¿Se ve bien verdad? Estamos muy a gusto apapachandonos y dándonos un momento de cariño.

¿Pero como lo tomarían la mayoría de las personas si yo hiciera lo mismo con otro hombre adulto?

Desafortunadamente lo tomarían como algo sexual.

"Son gays, quieren jugar a las espaditas."



El cariño físico no tiene nada que ver con la orientación sexual, pero para los hombres de mi generación. Demostrar cariño físico a otro hombre tenía que ver con tu orientación sexual.


Recuerdo un suceso que viví en la carrera, tenía poco tiempo de empezar a cursar la carrera de ingeniería en electrónica en el Politécnico. Empecé a buscar personas con las cuales convivir, y como todos éramos extraños en nuestro grupo del primer semestre, te sientes un poco solo.


Se empezaron a hacer los grupitos y en particular un compañero empezó a buscarme mucho. Era muy chistoso, relajado y buena onda, por alguna razón le caí bien y le generé mucha confianza.


El era muy toquiche, se recargaba en mi hombro con su mano o brazo, se sentaba a lado de mi y muchas veces se recargaba con mi espalda u hombro.


Al principio se me hizo raro, no nos conocíamos para nada y el se acercaba muy tranqui, como si fuera mi primo o Bro de muchos años.


Al principio me mantuve atento por si tenía que hacer alguna aclaración sobre mi heterosexualidad, pero vi que no era el caso y le dejé de poner atención.


Algunos de mis compañeros, no dejaron pasar la ocacion y empezaban a cuchichear entre ellos. Hasta que un día le dijeron en tono burlón, ¡¿Te gusta el Isaac verdad?!


El me empujó molesto, ¡No como crees!, ¡Ni que fuera puto!


Me sorprendió que me empujara a mi y ver su mirada de enojo y miedo. No dije nada, no estaba enojado con él y no sabía cómo explicarle al otro cavernicola que ya necesitaba dejar atrás sus ideas del medio evo.


No pasó a más y mi amigo siguió cotorreando conmigo con cierta distancia social.


¿Sabias que en Oriente no se ve como sexoso que dos hombres se agarren de la mano, se abracen mientras duermen o se den masaje?


Es algo común y natural, como cuando eres niño y duermes en la cama de tu mejor amigo, o te recuestas en su pierna mientras están platicando de los video juegos o las caricaturas.


Creo en occidente nuestra idea de que, los hombres no se apapachan a menos de que sean gays, es parte de los prejuicios culturales que seguimos cargando.


Espero que las nuevas generaciones dejen esa idea añeja que a nadie le sirve para nada. Ser cariñoso, no resta ninguna cualidad humana que tengas, al contrario, los lazos fraternales te vuelven más seguro y próspero en muchos sentidos.


Débil es aquel que no puede confiar en su amigos, que tiene que protegerse de ellos por qué se lo van a chingar cuando baje la guardia.


Inseguro es aquel que tiene que aparentar que está hecho de piedra.


Yo todos los días observo mi conducta frente a mi hijo, no limitó sus muestras de afecto hacia a mí y otros hombres.


Y agradezco a mis bro's más relajados cuando me abrazan, besan y apapachan con cariño.


Nosotros somos hombres completos de pecho peludo, no necesitamos que otros validen nuestra imagen o comportamiento para sentirnos seguros.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Soltar