Mi historia...

Desde pequeño me ha intrigado el origen de la felicidad, me intrigaba saber porque algunas personas eran felices y otras parecía que no dejaban de sufrir. Al intentar recibir respuestas de los adultos a mi alrededor, ninguno estaba muy seguro de la razón, buscaba la respuesta en amigos, maestros, libros y ninguna me dejaba satisfecho.

 

Afortunadamente en el año 2000, encontré una puerta en mi camino. En el curso básico de Budismo de Casa Tibet México, Marco Antonio Karam nos explicó que el Buda había descubierto el origen del sufrimiento hace 2,500 años.

 

La ignorancia transformada en aferramiento y aversión, crean una constante fatiga y dolor en las personas por perder lo anhelado, o encontrarse con aquello que rechazan.

 

El Buda proponía llevar un estilo de vida que nos permitiera eliminar esa ignorancia para experimentar verdadera paz. Una de las herramientas principales para ir más allá de las ilusiones que proyectamos era entrenarse en la meditación.

 

Por supuesto que puse manos a la obra e intenté aprender todo lo que podía sobre meditación, fui a retiros con muchos maestros como Alan Wallace, Lama Ole Nhydal, Tsokny Rimpoche, Rabjan Sechen Rimpoche, Lama Gursam, Matthiew Ricard, Chokyi Nyima Rinpoché y muchos otros grandes maestros de Dharma (Budismo) y de meditación.

 

Los primeros años de práctica fueron difíciles con mi mente de simio, pero estaba muy entusiasmado y cada vez lograba sentirme más tranquilo y en paz, con el paso de los años me sentí muy confiado y pensé que estaba entendiendo como trabajar con mi mente.

 

Pero la vida se encargó de enseñarme que todavía me faltaba mucho por aprender, y sigo en el camino del autodescubrimiento, desde hace más de 20 años.

 

Desde el 2009 soy socio fundador La Cueva del Yogui, una tienda de productos para meditación y yoga. Fabricamos y diseñamos productos y experiencias en torno a estas prácticas.

 

También soy instructor certificado de AtentaMente, con enfoque en entrenamiento mental para equipos empresariales.

 

He impartido cursos en diversas empresas nacionales e internacionales.

 

Para muchos, meditar es un lujo, para mí es uno de mis pilares: La herramienta que me permite enfrentar todos los retos que tengo frente a mí y los que están por venir. Todavía me falta mucho por aprender y sé que la aventura apenas empieza, me encantaría compartir las increíbles técnicas y aprendizajes que me han ayudado con aquellos que puedan beneficiarse de ellas.

 

No soy un gurú, soy un practicante de meditación que anhela compartir un poco de su camino contigo.

 

¿Meditamos junt@s?

18208936_1500574936642381_66158762970724